Es una pena que el cómic de Chico y Rita no tenga música

En la Cuba de los años 50, antes de la caída de Batista, comienza la historia de Chico y Rita: una intempestiva relación de amor entre un joven y talentoso pianista enamorado del jazz y Rita, una sensual cantante, aspirante a estrella. Desde su primer cruce en La Habana la vida los junta y los separa a ritmo de bolero. Detrás de esta sucesión de encuentros y desencuentros, el film recuerda a toda una generación de músicos que renunciaron a Cuba para ir a la búsqueda de los nuevos ritmos que se estaban desarrollando en Estados Unidos. Asistimos al nacimiento del latinjazz, a partir de la fusión de ritmos cubanos con el be-bop anglosajón.

En este film de animación (para adultos) en el que el reconocido talento del cineasta Fernando Trueba se une a los creativos trazos de Javier Mariscal, la música es elemento predominante, sino fundamental. Bebo Valdés ha sido el encargado de componer y arreglar la banda sonora que recoge las piezas de distintos músicos de la edad de oro del jazz cubano. Algunos aparecen en la película, como Chano Pozo, Tito Puentes o Nat King Cole. Los dibujos de animación se armaron a partir de grabaciones de actores reales o de músicos actuales tales como Estrella Morente o Bebo Valdés.

Esta entrada fue publicada en París y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s