¿Te seduce la idea del hombre que corre y al que no lo para nada ni nadie?

¿Te gusta correr, ir de cuclillas, trepar, saltar, dar volteretas, agarrar, alcanzar, colgarte y mantenerte en equilibrio? Entonces te gustará el Parkour, el arte del desplazamiento que no requiere ninguna estructura específica ni cualquier otro accesorio para su práctica. En el Parkour el cuerpo humano se adapta sin cesar a los cambios de su entorno con un único objetivo: no pararse. Un sinfín de sensaciones, la adrenalina, el vértigo… El poder, la fluidez y el control. Todo esto es el Parkour, y mucho más:

El término Parkour proviene de «parcours» que significa «recorrido». «Les parcours du combattant» eran recorridos de obstáculos para entrenamiento de militares. También conocido como «l’art du déplacement»  o «arte del desplazamiento» -acepción recogida por el grupo Yamakasi-, el Parkour es una disciplina o filosofía que consiste en desplazarse de un punto a otro lo más fluidamente posible, sin ayuda de ningún tipo. Te estarás imaginando todos los obstáculos que tienen que superar, no te equivocas: cercas, setos, alambrados, vehículos, vallas, muros, paredes, e incluso el vacío -en ambientes urbanos-; y árboles, formaciones rocosas, ríos, etc. -en ambientes rurales-. A los practicantes del Parkour se les suelen llamar traceurs «trazadores»  o «los que hacen el camino»  (traceuses en el caso de las mujeres).

El Parkour es más que un deporte, es un estilo de vida, una filosofía. Es la búsqueda de uno mismo, del conocimiento y del autocontrol. De difícil aprendizaje, pone constantemente a prueba nuestros límites, fortaleciéndonos a medida que vamos superando los obstáculos, tanto físicos como morales.

El término Yamakasi proviene del Lingala, una lengua bantú, y quiere decir algo así como «cuerpo fuerte, espíritu fuerte, persona fuerte». Su filosofía es la estética y la libertad completa del desplazamiento; en comparación con el Parkour, que se centra en la eficacia del movimiento con estética, pero sobretodo con fluidez. Si quieres ver a un Yamakasi en acción, dale al play :

 

Los traceurs se inspiran de los soldados que lucharon en Vietnam. Para escapar del enemigo aislaban las acciones realmente útiles de las superfluas. Esta eficiencia implícita consigue evitar lesiones tanto a corto como a largo plazo. Es esta noción la que acompaña el lema del Parkour «être et durer» o «ser y durar».

Actualmente el Parkour se ha propagado a otros países, ramificándose en estilos diferentes. Los traceurs son muy solicitados para figurar en videos, publicidad e incluso en películas contemporáneas. Curiosa vuelta a los orígenes: tras el éxito de la película de James Bond, «Casino Royale», los marines británicos y americanos contrataron a los traceurs para diseñar nuevos programas de entrenamiento.

Os dejo con este apasionante video protagonizado por Daniel Ilabaca, que acabó su gira europea filmando en la ciudad que vio nacer al Parkour. ¡Hasta la semana que viene!


Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

37a edición del Festival del Cine Americano de Deauville

Desde hace 37 años tiene lugar en septiembre el Festival del Cine Americano de Deauville. Rindiendo homenaje a sus autores principales, el festival recompensa -desde 1995- las mejores creaciones del cine independiente americano.

De entre las 14 películas que en esta 37a edición entraron en competición destacaron, según informó el certamen, «Detachment», de Tony Kaye, que se hizo con el premio revelación Cartier, y «The Dynamiter», de Matthew Gordon, a la que se le concedió el galardón del jurado. Pero fue Jeff Nichols quien se llevó el palmarés tras 10 días de certamen, por su película «Take Shelter».

Protagonizada por Michael Shannon y Jessica Chastain, «Take Shelter» narra la bajada a los infiernos de un padre de familia. Curtis lleva una existencia tranquila hasta que comienza a verse superado por pesadillas apocalípticas y violentas alucinaciones, sin que sepamos si son visiones premonitorias o simplemente su herencia de madre esquizofrénica. Aunque la película recurre a los artificios habituales del género de terror, consigue crear en nosotros un sentimiento de empatía por este padre de familia avergonzado por la vulnerabilidad que le domina.

Personalmente, me gusto más «The Dynamiter», una historia costumbrista cuyo eje central son dos hermanos que viven con su abuela en la hambrienta Mississippi. También me pareció muy interesante la película proyectada durante la ceremonia de clausura, «The Artist». Un fantástico Jean Dujardin caracterizado en decadente actor de cine mudo que lucha por sobrevivir en el momento en el que el sonido llega a Hollywood. La película, rodada en blanco y negro y sin una sola palabra, me recordó bastante a aquel «Crepúsculo de los Dioses»  de Billy Wilder.

Entre toma y toma -la entrada al festival te da acceso a todas las proyecciones-, pudimos pasearnos por la ciudad y comer en la playa. Deauville es una localidad situada en el departamento de Calvados, perteneciente a la región de la Baja Normandía. Gracias a sus puertos, marinas, centros de conferencias, casino y hoteles de lujo, Deauville es considerada como la  «reina» de las playas normandas.

Deauville se puso de moda con las visitas de Napoleón II a la costa Normanda, que convirtieron a la zona en lugar de moda. Pronto aparecieron los especuladores que empezaron a desarrollar las infraestructuras necesarias para acomodar a los miembros de la corte imperial y a la creciente burguesía de París. La Segunda Guerra Mundial dejó estragos en esta ciudad-balneario. Durante los años 1960 la afluencia empezó a decrecer aunque actualmente sigue siendo uno de los destinos de fin de semana favoritos de los ricos, sobre todo de los parisinos, por su relativa proximidad geográfica (unas 2 horas de ruta).

 

Publicado en Deauville | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El drapeado de Madame Grès

Maître de la moda reconocida entre sus colegas de profesión como genio tutelar, Madame Grès no dejó de repetir lo largo de su vida: -Yo quería ser escultora. Para mí, trabajar el tejido o la piedra siempre fue la misma cosa-. Y ha sido el museo Bourdelle el legítimo lugar para exponer ochenta de sus mejores galas, dibujos y croquis venidos del museo Galliera y de colecciones privadas.

Vestidos asimétricos, drapeados antiguos que modelan el cuerpo, atuendos con volumen cuando trabaja el tafetán, sus exigencias creativas la diferencian de sus contemporáneos. Insensible a las tendencias, prefiere «esculpir» piezas únicas -que se reconozcan por su técnica y pureza de líneas- que seguir las marcas de la moda. Reconocemos una obra de Madame Grès por la aparente simplicidad de su arte que disimula la extrema complejidad de su técnica.

Germaine Krebs creó sus primeros vestidos drapeados en 1934 gracias a las propiedades plásticas de un tejido de punto de seda artificial que había llegado a sus manos. A partir de 1942, Grès quiso afirmar su identidad y estilo reivindicando el dominio de la técnica del drapeado, que ahora era ya más estrecho y rígido. Con el paso del tiempo, este plisado evolucionaría ganando en amplitud y los vestidos en vuelo. Actualmente designamos a esta sucesión de pliegues profundos el «pliegue Grès».

A Grès no le gustaba nada cortar el tejido y siempre utilizó telas de gran ancho inicial. Las costureras especializadas, o «drapeuses», reducían 280 cm de ancho a nada menos que 7 cm. ¡Gracias a esta técnica consiguió crear faldas de 21 metros de circunferencia! Sus esfuerzos en la creación de estos vestidos de cóctel drapeados fueron recompensados con un Dedal de Oro.

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Atardecer mágico en el castillo de Versalles

El espectáculo de las Grandes Aguas es un trayecto efímero y onírico por los jardines del castillo de Versalles. En él se unen una serie de obras visuales con la música barroca francesa interpretada por Reinhard Goebel y su orquesta Musica Antiqua Köln.

Las Grandes Aguas Nocturnas nos desvelan el encanto de los jardines y los bosques diseñados por André Le Nôtre para el rey Louis XIV. En esta época, el abastecimiento de agua de las 80 hectáreas de vegetación había constituido un desafío técnico a la altura de la ambición del Rey Sol.

El atardecer nos transporta a un Versalles en el que las fiestas nocturnas eran famosas por su espectacularidad y su lujo. A partir de las nueve de la noche comienzan los efectos acuáticos de la Fuente del Espejo. Majestuosas cascadas, lanzas de chorros, agua manando a borbotones… se sincronizan en un baile acuático sin fin. Podemos ver láseres dibujando el espacio del bosquecillo de la Colonnade,  perdernos por los laberintos de los bosquecillos de la Girandole y del Delfín, tropezarnos con el gigante Encélado…

Después del crepúsculo, a las once de la noche, líneas de llamas monumentales invaden la Alfombra Verde y delante del Gran Canal los fuegos artificiales clausuran de manera espectacular este viaje en el tiempo.

Este exquisito descubrimiento musical de fuentes, plazas y jardines de Versalles se prolongará todos los sábados y domingos hasta el próximo 3 de septiembre.

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

París en modo playero

Originalmente pensado para todos esos parisinos que se tenían que quedar currando durante el verano, Paris Plages (Playas de París) se ha ido convirtiendo en otra atracción turística más. Paris Plages fue –y es- muy criticado como inversión costosa y frívola, pero lo cierto es que ya se ha creado su lugar en el calendario de eventos de la Ciudad Luz.

Inaugurada en 2002, todos los años llegan toneladas de arena a diferentes puntos del Sena, cada uno con un tema distintivo. Esta vez Paris Plages se desarrolla del 21 de julio al 21 de agosto en tres zonas: la vía Georges Pompidou, el estanque de la Villette y la plaza del Hôtel de Ville.

Diversión garantizada. Desde las ocho de la mañana hasta la medianoche se suceden 37 actividades gratuitas. Podrás  fotografiar castillos de arena de 5 metros, tirarte a la bartola en las hamacas azules o en uno de los 200 colchones de rayas, jugar al vóley  playa o al futbolín, nadar o hacer surf en el estanque, practicar zumba, taichí, bailar tango, asistir a conciertos…

Aquí os dejo un video que encontré en la web sobre las novedades 2011:

La vía Georges Pompidou -en la parte derecha del Sena-  ofrece casi 1 km de playa artificial. Ideal para ir a tomar el sol, bailar y practicar deportes. En el estanque de la Villette descubrirás muchas actividades acuáticas para niños y adultos y en la plaza del Hôtel de Ville podrás jugar al vóley playa y disfrutar de conciertos gratuitos.

Para más detalles sobre cómo llegar y la programación completa, visita esta página:

Un consejo: ya que los días de calor escasean en París, ¡mejor que vayas pronto para asegurarte una hamaca libre!

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Como aplacar la sed en París –gratis-

Las fuentes de Wallace, que son tan familiares para los parisinos como los bancos de los parques,  son ya casi exclusivamente visitadas por los turistas y cineastas. Quedan en pie 108 de estas fuentes fabricadas gracias a un don del filantrópico Sir Robert Wallace.

En 1872 París salía apenas de la guerra contra Prusia. La ciudad sufría penuria de agua y muchos de los parisinos se daban al alcohol como método para apaciguar la sed. Wallace, en su lucha contra el alcoholismo, hizo construir estas fuentes de 600 kilogramos adornadas con cuatro cariátides que representan la simplicidad, la sobriedad, la caridad y la bondad.

Se pusieron tan de moda que personalidades como Maurice Chevalier o Brigitte Bardot se hicieron construir réplicas para sus moradas. Pronto llegaron pedidos de países tan diferentes entre sí como Suiza, Mozambique o África del Sur.

Hasta los años 50 había dos tazas a disposición dentro de la fuente para facilitar el consumo de agua. Fueron quitadas por razones higiénicas. Otra curiosidad fue que Wallace pensara en los perros: incapaces de manipular tazas, había previsto un abrevadero especial para ellos. Por desgracia, nunca se llegaron a construir.

Actualmente los turistas se suelen servir para rellenar gratuitamente sus botellas de agua –el chorro cae desde arriba-, a condición de estar un poco atentos para distinguirlas entre el mobiliario urbano. La mayoría de las fuentes funcionan del 15 de marzo al 15 de noviembre. Se interrumpe su funcionamiento en los meses más fríos en los que las heladas podrían dañar las cañerías.

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La subida del petróleo alcanza al Vélib’

Era de esperar… ¿Para cuándo una ciudad que piense seriamente en aligerar el tráfico y en fomentar los transportes ecológicos? Cada vez nos cuesta más andar en bici por París. Desde mayo de este año el billete que te permite pedalear un día entero se ha «alineado» con el del metro: 1,70 euros. El semanal pasa de 5 a nada menos que 8 euros, siempre con el «beneficio» de poder andar gratis los primeros 30 minutos.

En cuanto a los abonos anuales, se mantiene el de 29 euros/año (con 30 minutos gratuitos) y se añade otro que permite andar gratis los primeros 45 minutos, por 39 euros/año.

Otra cosa, ahora todos los billetes se pueden comprar desde internet o a través de las aplicaciones iPhone Vélib’.

Todo esto estaría bien si el sistema funcionara mejor, pero:

  • en realidad utilizas el abono pocos días al año (es duro pedalear con frío);
  • las bicis no son de carreras y se resisten a las subidas;
  • cuando quieres una, vas a una de las 1.800 estaciones y, o no hay, o están rotas;
  • el sistema está bien para servirse por la madrugada, cuando no hay metro, pero por el día no hay suficientes carriles bici, y a las cinco de la tarde puedes arriesgar la vida según qué zonas.

Publicado en París | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Figuras aéreas sobre la Ría de Vigo

Dicen que el festival internacional aéreo de Vigo es, junto con el de Barcelona, el mejor de España. La IX edición tuvo lugar el  24 de julio -día de la patria gallega- en el espacio aéreo de la ría de Vigo. Vigueses y turistas se dieron cita en diferentes puntos de la ría para ver el imponente ballet aéreo. Los puntos más concurridos fueron la playa de Samil, el Vao, el puente de la isla de Toralla y  Cangas.  Tampoco faltaron a la cita los yates fondeados en medio de la ría, pese a  las restricciones de navegación marítima que se habían levantado.

Del desfile destacaron las acrobacias del italiano Luca Salvadori, del español Ramón Alonso –campeón del mundo- y de la portuguesa Diana Gomes, de 27 años y piloto de Airbus desde los 21. Se sucedieron las maniobras a 330 kilómetros por hora y soportando más de 6 G de tensión. Algunas de las piruetas que realizaron no se habían visto antes en Europa.

Siguieron los 5 helicópteros de la patrulla ASPA. Sus figuras y sus cruces enfrente a las islas Cíes fueron muy aplaudidos por el público.  Tras ellos llegó el estruendo del caza F-16 del ejército holandés (el año pasado fue un F-18…) que iba diseñando en el cielo bengalas de disuasión de misiles. Cerró el festival el equipo femenino de paracaidistas de caída libre PAPEA.

Echamos de menos a la habitual Patrulla Águila, que no pudo venir este año por los recortes hechos por el Ministerio de Defensa. Pero bueno, otro año será…

Os dejo un vídeo para que os hagáis una idea de lo que es el festival.

Publicado en Vigo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Desfile aéreo del 14 de julio

El desfile aéreo del 14 de julio -fiesta nacional francesa-  es,  junto con los fuegos de artificio, una de las dos mejores atracciones del día.

Suele comenzar pasadas las diez de la mañana. Es la Patrulla de Francia quien abre el espectáculo con sus nueve Alphajet con los gases tintados de los colores de la bandera francesa. Les siguen 45 aviones de protección, disuasión e intervención (Mirages y Rafales), de seguridad civil (Dash), de escuelas del aire (Xingu, Grob, TB y Alphajet), de patrullas marítimas (Atlantique), de representación (Extra) y de proyección de fuerzas (Transall).

Los helicópteros cierran el desfile a eso de las once y media. Pasan aparatos para todos los gustos y colores: líderes, de salvamiento terrestre y marítimo, de escuela, de combate y fuerzas especiales, de la armada del aire, de la marina y de la policía nacional.

Se suelen ver desde los Campos Elíseos, pero en este día están abarrotados con la gente que viene a ver el desfile militar. Otro lugar muy pintoresco para observarlos es la explanada de La Défense. La foto es espectacular, como se aprecia en este vídeo:

Aunque hay muchos sitios desde los que se puede tener una perspectiva muy bonita, por encima de todos os recomiendo la avenida de la Grande Armade, que une el Arco de Triunfo con la puerta Maillot. Esta avenida se cierra a la circulación con motivo del desfile y si te pones en el medio, acostado sobre los adoquines, podrás ver pasar los Cazas justo encima de ti.

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Liberando adrenalina en Disneyland

A Disneyland París se va con niños. Pero también se va sin ellos. Aprovechando que era día de semana (es aconsejable evitar los fines de semana y las fiestas navideñas) y que amenazaba lluvia, fuimos a pasar el día en busca de sensaciones fuertes. Nuestra intención era la de subir a las mejores atracciones de adultos.

Disney funciona desde 1992. Fue el segundo resort en abrirse fuera de Estados Unidos (después de Tokyo Disney Resort), y el primero perteneciente y explotado por Disney. Es también uno de los destinos turísticos más importantes de Europa, y uno de los preferidos por los españoles.

Durante todo el día hemos seguido un circuito de Fast Pass pensado para saltarnos eficazmente las colas. Pero para todos los aspectos prácticos sobre cómo llegar, los precios, planos y consejos, o el sistema Fast Pass, mejor os remito al blog de Jesús Martín, que está muy completo.

Por la mañana la lluvia nos caló bien por dentro, era de esperar… Aunque gracias a ella accedimos, casi sin hacer cola, a todas las atracciones más visitadas. Comenzamos por el parque Walt Disney Studios -que es el que cierra más pronto- y a eso de las doce cruzamos al parque Disneyland para comer.

 

1.    Por la mañana, visita del parque Walt Disney Studios

El parque Walt Disney Studios, abrió sus puertas en 2002. Es el segundo parque temático Disney basado en el negocio del espectáculo y del cine, después del Disney-MGM Studios de Walt Disney World.

Las atracciones más moviditas son el  Rock’n’Roller Coaster y la Torre del Terror:

  • Rock ‘n’ Roller Coaster Starring Aerosmith

Aerosmith está celebrando una fiesta entre bambalinas y nosotros hemos sido invitados. Nos montamos en su limusina. La cuenta atrás comienza. Acelera con la fuerza de un F-14 supersónico, pasando de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de tres segundos. El recorrido transcurre en la oscuridad, pero con muchos efectos de luz que ponen de manifiesto la altura y la velocidad de crucero. Absorbemos caídas al vacío, vueltas a alta velocidad, bucles completos y giros, todo sincronizado con la música de alto voltaje de Aerosmith.

La repetimos dos veces, una vez en el primer vagón y otra en el último. Las mejores sensaciones de velocidad y de ingravidez las tendrás en el último vagón.

 

  • The Tower of Terror

La noche del 31 de octubre de 1939 el ascensor de un hotel de California sufrió el impacto de un rayo y los cinco huéspedes que viajaban en su interior desaparecieron. La serie de televisión The Twilight Zone creó uno de sus más famosos capítulos a partir de este extraño suceso. La atracción juega, ahora, con el ascensor, el hotel y el viaje a lo desconocido. El interior del hotel es una obra de arte, con mobiliario de época y guiños a la pequeña y grande pantalla. La entrada del ascensor en la dimensión desconocida supone una caída libre desde el piso 13, situado a 38 metros de altura. Y el viaje comienza…

Si puedes, colócate en la primera fila al centro. ¡Y ni se te ocurra cerrar los ojos!

 

2.    Por la tarde, salto al parque Disneyland

El parque Disneyland es una versión modificada de su homónimo de California. Cubre 566.560 m² y consiste en cinco áreas:

Main Street: o calle principal, una recreación de una calle de una ciudad americana de principios del siglo XX.

Frontierland: la tierra de la frontera, un viaje al mundo del salvaje oeste de la frontera americana.

Adventureland: la tierra de la aventura, combina los bazares exóticos del lejano oriente con las junglas tropicales.

Aquí visitamos dos atracciones:

  • Pirates of the Caribbean

Subidos a un tren nos adentramos en el mundo de Piratas del Caribe, entre grutas, tabernas y tesoros.  Sin emociones fuertes, pero vale la pena ver los escenarios.

  • Indiana Jones and the Temple of Peril

No te para el corazón, pero esta pequeña montaña rusa te ofrece algunas sensaciones. Sobre todo por el ruido que hace…

Fantasyland: la tierra de la fantasía, con el castillo de la Bella Durmiente y todos los personajes de los cuentos de hadas y del mundo de Disney.

Aunque estábamos buscando aventura, no podíamos perdernos «It’s a small world», la atracción de Disney con más popular.

  • It’s a small world

Un paseo por el mundo a través de muñecos que cantan y bailan a ritmo del famoso popurrí musical. ¡La canción, cantada según los ritmos de cada región, te perseguirá hasta en tus sueños!

 

Discoveryland: la tierra de los descubrimientos, donde predomina la aventura, la velocidad, la emoción y el misterio y los viajes intergalácticos.

Son cuatro las atracciones que destacan:

  • Space Mountain: Mission 2

Después de la primera misión, el disparo del supercañón nos proyecta a un mundo de meteoritos y agujeros negros. La velocidad que alcanza es impresionante. La repetimos dos veces. Esta vez encontramos las mejores sensaciones de velocidad a la cabecera. En los últimos vagones notábamos demasiado las sacudidas de la cabeza.

  • Star Tours

Metidos en una nave espacial, tal cual un videojuego, disfrutamos de un paseo virtual por la Luna de Endor y aprovechamos para destruir el cuartel general del Imperio en la Estrella de la Muerte.

  • RC Racer

Al volante de un bólido, alcanzamos velocidades de vértigo en un half-pipe de 25 metros de altura.

  • Crush’s Coaster

Inspirado en la película «Buscando a Nemo», nos quedamos maravillados por la experiencia submarina: arrecifes de coral, tiburones vegetarianos y corrientes endemoniadas.

 

Publicado en París | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario